¿Efecto Pandemia o efecto Fernández?

La satisfacción con la marcha general de las cosas cayó de 57% en abril del año pasado a 16% en marzo


Por Sol Zoe Nottage*


Tres meses después que comenzó el gobierno de Alberto Fernández, anunció el DISPO o Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio. Los primeros meses de la pandemia, la cuarentena parecía la mejor opción para combatir al coronavirus. El gobierno se encontraba en plena luna de miel. Pero, después de un año de encierro, barbijos, medidas preventivas y distanciamiento social nos preguntamos, ¿qué piensan los argentinos?


Según la última ola de la Encuesta de Satisfacción Política y Opinión Pública[1] de la Universidad de San Andrés, el 80% de los argentinos dice estar algo o muy insatisfecho con la marcha general de las cosas y solo un 16% está satisfecho. Este es el nivel más bajo de satisfacción luego del pico del 57% observado en abril de 2020.





El nivel de satisfacción no difiere de manera significativa entre los distintos niveles socioeconómicos. Podemos notar diferencias entre los grupos etarios: mientras que los Millennials, nacidos entre 1991 y 1996 (18%) y los Baby Boomers, nacidos entre 1946 y 1964 (17%) presentan los niveles más altos de satisfacción, la Generación X (83%), es decir, las personas nacidas entre 1965 y 1980 y la Generación Silenciosa (92%), nacidos desde 1928 a 1945, poseen los mayores niveles de insatisfacción. Una paradoja es que en Diciembre del 2020 la Generación Silenciosa fue el rango etario que poseía un mejor nivel de satisfacción con la marcha general de las cosas, que era del 40%.


Las regiones de Cuyo (87%), CABA (86%) y NEA (86%) son las más insatisfechas. La satisfacción en Capital Federal se redujo en 17 puntos porcentuales desde la última medición. Como era de esperarse, el 98% de los votantes de Macri está insatisfecho. Esta opinión se reduce al 51% entre los votantes de Fernández. El partidismo, nuevamente modifica la percepción de la satisfacción con la marcha de las cosas.



Cuando analizamos la satisfacción con los poderes del gobierno observamos que menos de 1/5 de los encuestados está satisfecho con su desempeño. Paradoja: El ejecutivo se encuentra en mejor posición relativa (18%). Seguido por los senadores (15%), diputados (15%) y, por último, la Corte Suprema. La cabeza del poder judicial cayó 7 puntos porcentuales desde la última medición en diciembre, pasando del 18% al 11% en Marzo. Por el contrario, la satisfacción con el poder ejecutivo se mantuvo estable.




Si analizamos el nivel de aprobación con el gobierno, nos encontramos en el peor momento desde que asumió. El 69% de los argentinos desaprueba la gestión de Fernández y el 28% lo aprueba. Podemos ver una caída de 39 puntos porcentuales en un año, desde el pico del 67% de aprobación en abril de 2020.


Respecto a las diferencias generacionales, los Millennials (32%) y la Generación X (29%) son las generaciones con mayor aprobación de la gestión del gobierno. Los ancianos son los que más lo desaprueban: la Silenciosa (92%) y los Baby Boomers (77%). La generación silenciosa presenta un aumento de la insatisfacción de 10 puntos porcentuales respecto de la medición de diciembre de 2020.


Las regiones con mayor aprobación son el Gran Buenos Aires (42%), el Sur del país (36%) y la Provincia de Buenos Aires (29%). Aún así, mientras que el nivel de aprobación del gobierno se mantiene estable en el Gran Buenos Aires respecto de la última medición; se puede observar una caída en la aprobación en las regiones del Sur del País y de la Provincia de Buenos Aires. En el sur del país la caída fue de 9 puntos porcentuales y en la Provincia de Buenos Aires, de 7. Por el contrario, las regiones del Noreste (83%), Cuyo (82%) y Capital Federal (79%) son las que más desaprueban el gobierno del Frente de Todos.


El voto nuevamente condiciona a la opinión. Mientras que el 78% de los votantes del Frente de Todos aprueban al gobierno, este porcentaje se reduce al 3% entre los votantes de Mauricio Macri.



Los encuestados le atribuyen responsabilidad directamente al jefe de gobierno. Fernández tiene una imagen positiva del 31%, con un diferencial[2] negativo de -32. Los resultados de marzo de 2021 muestran la peor imagen del presidente desde el pico de 70% en abril de 2020. No obstante, sigue ocupando el top 5 de dirigentes con mejor imagen positiva, precedido por cuatro políticos de la oposición. Horacio Rodríguez Larreta encabeza la lista con un 42% de imagen positiva, seguido de María Eugenia Vidal (41%), Patricia Bullrich (36%) y Martín Lousteau (32%). Cabe destacar que ningún político de la lista posee un diferencial positivo.




Por último, preguntamos por los principales problemas que afectan hoy al país. La inseguridad (43%), la corrupción (42%) y la inflación (40%) encabezan la lista. La pandemia ya no (8%).



Si segmentamos por el voto, los votantes de Macri y Fernández muestran una clara diferencia en las agendas. Por un lado, los votantes del oficialismo consideran que el problema más relevante es la inflación (44%), seguida por la delincuencia (42%) y el desempleo (34%). En este segmento, la corrupción ocupa el séptimo lugar (17%). Por el contrario, para los votantes de Macri la corrupción encabeza la lista (55%), seguida por la inflación (49%) y la delincuencia (45%). El cuarto lugar lo ocupan los políticos (35%), categoría que solo fue mencionada por un 11% de los votantes de Alberto.


Otro tema en el que divergen oficialistas y opositores es la pandemia: mientras que un 16% de los votantes del Frente de todos la consideran uno de los principales problemas, se reduce al 3% entre los votantes de Juntos por el Cambio.


A un año del nuevo gobierno y del comienzo de la crisis provocada por el Coronavirus, los datos nos llevan a reflexionar sobre los cambios en la opinión pública. Las personas están cansadas del encierro. La pandemia dejó de ocupar las primeras posiciones en el ranking de principales problemas. Pero también, puede verse una caída general en la opinión pública. Un año atrás, nos encontrábamos en el pico de aprobación del gobierno. Hoy, en el punto más bajo desde que comenzó la gestión. Esto también repercute en la imagen del presidente. Cabe preguntarnos si esta reacción es por el efecto pandemia o el efecto Fernández.


Para obtener el informe completo visitá la página de la Encuesta de Satisfacción Política y Opinión Pública (Udesa).


[1] Esto es un resumen de los hallazgos de la Encuesta de Satisfacción Política y Opinión Pública de la Universidad de San Andrés (@ESPOPok). En total fueron realizadas 1027 entrevistas entre el 3 y el 15 de Marzo de 2021 a adultos de 18 años en adelante conectados a internet, en Argentina.

[2] El diferencial es la resta entre la imagen positiva y negativa


*Sol Zoe Nottage es tesista de la Licenciatura en Relaciones Internacionales de la Universidad de San Andrés, donde fue becada. Actualmente es Analista Jr. de Proyectos Sociales en Zigla y Coordinadora Encargada de la Encuesta de Satisfacción Política y Opinión Pública (Udesa).


Entradas Recientes

Ver todo